SLOW LIFE

El otro día me descubrí justificándole a una amiga que me iba a quedar en casa, sin hacer nada (bueno, cocinando postres y descansando). Entonces me di cuenta de que me sentía culpable por “no hacer nada productivo” como si descansar fuera perder el tiempo. Me dio mucha rabia. Vivimos en un mundo con tantos estímulos, tantos planes, tanto ruido, tantas posibilidades… que a veces nos sentimos culpables por permitirnos momentos de relax y de “no hacer nada productivo”. Paradójicamente, los expertos afirman que las grandes ideas surgen en momentos de aburrimiento. Según parece este es un mal que afecta … Continúa leyendo SLOW LIFE